Hermione Granger perfeccionismo

PERFECCIONISMO

PERFECCIONISMO: En la actual sociedad nos sentimos obligados a buscar el éxito y la perfección, e incluso multitud de profesores y padres son muy exigentes con los niños por lo que los estudiantes se ven abrumados por la voluntad de «sobresalir» en el ámbito escolar.

Las personas perfeccionistas tienen la creencia de que las cosas se deben hacer extraordinariamente bien, sin cometen errores. Podría parecer que el perfeccionismo nos ayuda a sacar lo mejor de nosotros y alcanzar nuestras metas. Sin embargo, cuando se transforma en una obsesión, puede provocar consecuencias negativas. Aunque el perfeccionismo no se considera por sí mismo un rasgo patológico si puede contribuir a tener ciertas patologías como la ansiedad, la depresión o trastornos alimenticios.

«El perfeccionismo no es una búsqueda de lo mejor. Es perseguir lo peor de nosotros, la parte que nos dice que nada de lo que hagamos será nunca lo bastante bueno.»

Julia Camerón

Causas del perfeccionismo

Diversos son los factores que pueden incidir en el desarrollo del perfeccionismo. Algunos de los señalados por los especialistas son los siguientes:

  • Genética: Biológicamente puede haber una predisposición a desarrollar rasgos de ansiedad.
  • Neuroticismo: Una persona con grado alto de neuroticismo al tener una mayor tendencia a preocuparse suelen ser personas perfeccionistas.
  • Tener poca tolerancia al fracaso o a la frustración: las personas que fallar les produce un gran malestar. Para evitar estos sentimientos, suelen caer en el perfeccionismo.
  • Síntoma de otro trastorno: El perfeccionismo cuando se convierte en una obsesión puede ser también síntoma de un trastorno obsesivo compulsivo (TOC)
  • Infancia: El entorno y el ambiente en el que crecemos puede afectar en gran medida
    • Padres muy exigentes: Cuando los padres exigen demasiado a los niños y abusan con el castigo tras sus equivocaciones, es más probable que se conviertan en personas perfeccionistas.
    • Exceso de elogios: Recibir elogios y alabanzas constantemente que provocan que la autoestima dependa únicamente de ellos
    • Baja autoestima y sentimiento de inferioridad: pueden hacer que quienes los padecen tiendan a compensar estos complejos con el perfeccionismo.

Características de una persona perfeccionista:

  • Crítica constante: su miedo a fracasar les hace producir constantemente autoevaluaciones negativas y críticas sobre ellos mismos.
  • Importancia de la opinión ajena: el miedo a sufrir un rechazo produce que en muchas ocasiones que actúen en función de como creen que serán aceptados por los demás y no como realmente son.
  • Responsabilidad: sus altos niveles de exigencia ponen muchas ganas en organizarse en su ámbito laboral o académico.
  • Adición al trabajo: la perfección llevada a la obsesión, al exceso de trabajo nos lleva a descuidar otros aspectos importantes y necesarios para un desarrollo personal sano.
  • Disminución de la productividad: aunque nos pueda parecer que el perfeccionismo conduce al éxito, los niveles de productividad se ven afectados por la exigencia desmedida  
  • Pesimismo y tendencia a la negatividad: el perfeccionista tiene como objetivo alcanzar la perfección, esa es su meta, esto le obliga a pelear sin cesar por conseguir las metas, pero no disfruta nunca del momento
  • Rigidez: son personas poco flexibles, nada espontáneas y de una mentalidad muy rígida, y les cuesta su perspectiva cuando quieren las cosas de una única manera.

A pesar de estas consecuencias negativas que sufren estas personas siguen por seguir estos estándares, siguen insistiendo en la perfección.

Como controlar el perfeccionismo

Identificación y aceptación

El primer paso es conocerte e identificar los motivos que te llevan al perfeccionismo. Lo importante es saber gestionar esos pensamientos negativos, si estos aparecen muy frecuentemente debes acudir a un profesional. Te brindará las herramientas que te permitan reconocer esos patrones negativos de pensamiento, comprender de dónde provienen y ayudarte a proponerte metas más realistas.

Actividades de autocuidado

El perfeccionismo puede ser un gran contribuyente de estrés, para relajarte seria idear dedicar tiempo a aquellas actividades que te aportan felicidad y te animan a superarte cada día.

Limita el tiempo de tareas rutinarias.

Comprende que todo tiene un fin, fíjate plazos de finalización de tus tareas. Cuantas más vueltas le des a un asunto, más tiempo permanecerá el tema en tu cabeza. No te obsesiones y dedica menos tiempo a cada tarea. 

Pide ayuda

Permite que otros ayuden, colaboren o trabajen para ti, ahorrarás tiempo y te permitirá centrarte en otras importantes. Probablemente si eres perfeccionista prestarás atención a aquello que no ha hecho como tú esperabas. Debes disminuir tus expectativas y aceptar sus limitaciones

Nuestra felicidad no depende de nuestro éxito sino de aprender a valóranos. Todos cometemos errores, la diferencia es como los afrontamos.

Nuestra conclusión es que sigas estos consejos para mejorar tu calidad de vida. Si tu perfeccionismo es grave te recomendamos que acudas a un psicólogo para reducir tus pensamientos negativos y aumentar tu bienestar.

Fuentes:

https://es.wikipedia.org/wiki/Perfeccionismo

https://www.webconsultas.com/mente-y-emociones/emociones-y-autoayuda/que-es-el-perfeccionismo-y-perfil-de-la-persona

https://www.elmundo.es/salud/2015/08/18/55d2304246163f400c8b4598.html

https://www.hola.com/estar-bien/galeria/20201113179080/personalidad-rasgos-perfeccionista-psicologia/1/

Relacionados:

https://kuviki.com/index.php/2021/04/20/actividades-extraescolares-son-buenas-malas/



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho − 6 =

Newsletter

    Recent Posts

    PERFECCIONISMO

    CONSEJOS PARA MEJORAR LA CONCENTRACIÓN

    EL MÉTODO POMODORO

    CÓMO TOMAR APUNTES

    EL ESCRITORIO PERFECTO

    Instagram