TDAH y el rendimiento escolar

EL TDAH Y EL RENDIMIENTO ESCOLAR

QUÉ ES TDAH

El TDAH y el rendimiento escolar. TDAH son las siglas de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Se trata de un trastorno de carácter neurobiológico originado en la infancia que implica un patrón de déficit de atención, hiperactividad y/o impulsividad. Se caracteriza, de ahí su denominación, porque los niños se muestran hiperactivos (una actividad física excesiva), impulsivos y tiene problemas para mantener la atención en una única actividad de forma continuada.

Todo ello conlleva problemas en el rendimiento escolar, así en sus relaciones personales con los amigos, los profesores y la propia familia.

DIFERENCIAS ENTRE TDA Y TDAH

  • TDA: Trastorno por Déficit de Atención.
  • TDAH: Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.

Características comunes de los niños con TDA

  • Dificultades en la focalización de la atención: falla en prestar la debida atención a los detalles, se distrae con facilidad por estímulos externos, por descuido cometen errores en las tareas escolares, (no se fijan) no sigue las instrucciones y no termina las tareas escolares.
  • Parece no escuchar cuando se le habla directamente (parece estar en su mundo).
  • Tiene dificultad para organizar tareas y actividades, mala gestión del tiempo.
  • Es desorganizado y descuidado y pierde cosas.
  • Se le olvidan las cosas, hasta las más rutinarias, (se olvida la mochila o los libros en el colegio, no apunta en la agenda, etc)
  • Lentitud en tareas motrices y ejecución de tareas cognitivas.

Características comunes de los niños con TDAH

  • Hiperkinesia/ Hiperactividad: se levanta en situaciones en que se espera que permanezca sentado, (en clase por ejemplo); pueden ser ruidosos: suele juguetear o golpea con las manos o los pies o se retuerce en el asiento y corretea o trepa en situaciones en las que no resulta apropiado.
  • Dificultades en la atención sostenida, (en tareas motrices y cognitivas).
  • Habla excesivamente y cuando habla puede ser desorganizado en el discurso.
  • Responde inesperadamente o antes de que se haya concluido una pregunta, les es difícil esperar su turno, interrumpe o se inmiscuye en conversaciones con otros.
  • Actúa y luego piensa. Le cuesta planificar su conducta y pensar en las consecuencias de lo que hace.
  • A menudo parecen niños maleducados y peleones, y la razón es que esa impulsividad les lleva a actuar sin pensar. Conocen las normas pero a veces no las cumplen, no se dan cuenta de ello.
  • Estas características no son exclusivas de uno u otro tipo de trastorno, (con Hiperactividad, sin hiperactividad), ni se dan todos a la vez. Pero nos sirven de guía para su diferenciación.

Características comunes en niños TDA y TDAH

Independientemente de cómo lo llamemos y las siglas que utilicemos, veamos las características de cada uno de ellos. Estas son las características comunes entre TDA y TDAH en niños.

  • Ambas tienen un origen neurológico.
  • Les cuesta mantener la atención, (focalización y/o mantenimiento de la misma).
  • Les cuesta seguir las rutinas y las órdenes o pautas de forma continuada
  • En ambos casos, estos niños presentan o pueden presentar:
  • Problemas o dificultades en su aprendizaje, (retraso lectoescritor, fracaso escolar, problemas con las matemáticas y el cálculo…)
  • Problemas conductuales, (agresividad, retraimiento…)
  • Problemas emocionales, (ansiedad, baja autoestima…)

Con estos niños, tanto impulsivos como inatentos, una adecuada y temprana detección, identificación y valoración, (médica y psicopedagógica)  es fundamental para tomar las decisiones educativas necesarias así como realizar un tratamiento integral del niño, que incluye tanto entrenamiento en habilidades específicas (cognitivas, sociales, de razonamiento, atencional…) como el asesoramiento a padres y profesores adecuado.

ORIGEN

Debido a la complejidad del TDAH, no puede identificarse una sola causa. Se considera que es un trastorno heterogéneo con diferentes subtipos, resultado de las distintas combinaciones de los diversos factores de riesgo que actúan conjuntamente.

Sin embargo, sí que se ha identificado que las causas del TDAH se deben a factores principalmente genéticos y ambientales (prenatales, perinatales, y posnatales).

Se consideran factores ambientales del TDAH (entre otros): los traumatismos craneoencefálicos en la infancia, las infecciones del sistema nervioso central, la prematuridad, la encefalopatía hipóxico-isquémica, el bajo peso al nacimiento o el consumo de tóxicos como el alcohol o el tabaco en el embarazo.

El TDAH tiene una heredabilidad del 76% (es decir, que en una población media, el 76% de los factores vinculados con el TDAH están relacionados con los genes, y el resto a factores no genéticos).

Los estudios han demostrado que los familiares de personas con TDAH tienen un riesgo cinco veces mayor que las personas sin antecedentes familiares de TDAH.

EL TDAH Y LOS PADRES

Después del niño, los padres suelen ser los más afectados, el desconomicmiento y la falta de sensibilidad con el problema, a veces generas problemas en las familias que no se enfrentan de manera positiva a este transtorno. Pese a la alta prevalencia del TDAH, nos encontramos ante una realidad social de desconocimiento sobre el TDAH. En un estudio realizado en España con el objetivo de conocer el grado de conocimiento sobre el TDAH de la población general, solamente un 4% de los encuestados reconocían el término TDAH y un 33% consideraba que el TDAH se debía a un entorno familiar o escolar desorganizado.

LOS NIÑOS CON TDAH Y EL RENDIMIENTO ESCOLAR

Sin duda, los niños que sufren este trastorno y no están tratados, suelen tener dificultad para conseguir un buen rendimiento académico.  Su falta de capacidad para mantener la atención y su limitación en los receptores dopamínicos generan un comportamiento, que a vista de los demás, se confunde con conductas vagas, o niveles intelectuales bajos, pero nada más lejos de la realidad, en muchos casos, estos niños pueden ser diagnosticados de alta capacidad, o con niveles de inteligencia más elevados de la media. El problema recae en su capacidad para mantener la concentración y la atención en temas que no les genera satisfacción, o mejor dicho en su falta de recepcionar recompensa.

Sin duda, si un niño tiene un bajo o nulo interés por estudiar, será muy difícil que pueda conseguir buenos resultados escolares. La capacidad de esfuerzo y concentración viene muy vinculada con los estímulos que nuestro cuerpo genera ante ciertos retos, que en el caso de los niños y niñas que sufre este trastorno, son bajos.

Todo ello genera una circulo vicioso, a veces difícil de entender para los adultos que rodean al niño, pero tenemos que entender, que el niño no es culpable de nada, más bien es victima de su propio trastorno.

Para mejorar el rendimiento escolar en un niño con TDA o TDHA se recomienda analizar las pautas del niño, e investigar cuales pueden ser las claves para estimular su atención.

¿QUÉ HACER SI TU HIJO PUEDE PADECER DE TDAH?

La falta de formación, información y atención sobre el TDAH tiene consecuencias negativas directas sobre los niños, sus familiares, amigos y otras personas de su entorno, que sufren el estigma, la insensibilidad y la falta de consideración hacia el trastorno.

Si tienes dudas, o crees que tu hijo o hija puede padecer este trastorno, es importante que acudas a un especialista. Hay que partir de la base de que el niño no tiene la culpa y que la mejor manera de ayudarle, es dedicando tiempo a la solución.

Como ya hemos dicho antes, un buen punto de partida es buscar acciones y rutinas que motiven al niño y generen un estimulo para repetir la acción de estudiar. Nunca hay que criticarlo o menospreciarlo, ponerse en su piel y entender que su mundo y su forma de interpretarlo, es diferente.

Fuentes: 

http://tdahytu.es/tdah/que-es/

https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/psicologia/tdah-que-es.html

https://www.guiainfantil.com/articulos/salud/hiperactividad/que-diferencia-hay-entre-el-tda-y-el-tdah-en-ninos/

Relacionados:

https://kuviki.com/index.php/2020/12/13/if-you-have-an-opportunity-to-use-your-voice-you-should-use-it-all-the-time/

https://kuviki.com/index.php/2020/12/18/10-tips-para-motivarse-al-estudiar/

https://kuviki.com/index.php/2020/12/16/padres-colaborativos/

https://kuviki.com/index.php/2020/11/18/everybody-listen-we-have-to-put-a-barrier-between-us-and-the-snakes/